Medio europeo destaca posicionamiento de Santiago como líder mundial en buses eléctricos


Se trata del portal español Forococheselectricos, en el que mencionan a esta capital como la segunda ciudad con más autobuses eléctricos del mundo, solo superada por la china Shenzhen. 

Hace unos días tuve la oportunidad de visitar Santiago de Chile para asistir a un evento #EnelFocusOn. Como no podía ser de otra manera, el evento giraba en torno a la movilidad eléctrica, más específicamente en torno a la utilización de la movilidad eléctrica en el transporte público.

La ubicación del evento no había sido elegida al azar. La capital chilena, de la mano de Enel (matriz de Endesa) ha adquirido recientemente nada menos que 100 autobuses eléctricos, habiendo otros 100 apunto de comenzar a operar. Esto ha hecho que la capital latinoamericana se posicione como la segunda ciudad con más autobuses eléctricos del mundo, solo superada por la china Shenzen, donde actualmente toda la flota pública es 100% eléctrica. Palabras mayores.

Si hace años alguien me hubiese dicho que los autobuses eléctricos estarían donde están hoy en día, no le hubiera creído. Sin embargo, la realidad nos está mostrando que los autobuses eléctricos están creciendo incluso más rápido que los coches. El ejemplo más claro es el de Santiago de Chile, donde la apuesta por la administración pública por este tipo de movilidad ha hecho que sea más fácil ver autobuses que coches eléctricos por las calles.

Por supuesto, China es el principal motor de este crecimiento, pero cada vez más ciudades de todo el mundo están apostando por este tipo de movilidad. Sí, muchas de ellas aún no han pasado de pequeños programas piloto con pocas unidades (varias ciudades españolas, por ejemplo), pero también hay otras que están llevando a cabo una apuesta fuerte y decidida. Y Santiago de Chile es un claro ejemplo de ello.

100 autobuses eléctricos recorriendo la ciudad… y otros 100 en camino

Los 100 primeros autobuses eléctricos comprados por la capital chilena corresponden al modelo BYD K9 FE, mientras que los 100 siguientes serán del modelo Yutong E12 LF. Como podéis comprobar, ambos son modelos de fabricación china lo que nos da una idea del posicionamiento de su industria en la fabricación de estos vehículos. Como curiosidad, tuve la oportunidad de hablar con el responsable de BYT en Latinoamérica, quien me contó que la fábrica China es capaz de producir 70 unidades diarias. Casi nada.

En cuanto a las características técnicas, el BYD K9 FE promete una autonomía de 250 kilómetros en condiciones urbanas, gracias a su batería de 324 kWh de capacidad. Tiene una capacidad para 81 pasajeros, de los cuales 31 pueden ir sentados, mientras que los otros 50 van de pie.

La verdad es que a simple vista, no me pareció que los autobuses de BYD tuviesen mucho que envidiar a un autobús urbano europeo estándar. Las calidades parecían correctas, y contaba con extras como puertos USB (unos 15 a simple vista) y hasta con conexión Wi-Fi. El aire acondicionado funcionaba especialmente bien, y era de valorar teniendo en cuenta que estábamos pasando los días más calurosos de la capital en los últimos 26 años (con temperaturas máxima de 35-37ºC). Creedme si os digo que otros autobuses de combustión que pude utilizar durante en viaje no eran capaces de generar un nivel de confort adecuado en el interior del autobús.

En cuanto a su precio, pudimos escuchar que era 200.000 dólares por autobús, algo que no parece nada caro teniendo en cuenta que en Europa estábamos acostumbrados a escuchar cifras alrededor de los 400.000 euros.

La única duda que me puede quedar es cómo será el envejecimiento de estos autobuses, tanto en lo que a los interiores se refiere -los autobuses urbanos tienen un uso intensivo- como a la degradación de la batería. En cualquier caso, de primeras no hay motivos para dudar. Los 16.359 autobuses que operan en Shenzhen son la mejor garantía.

Los datos son claros: los autobuses eléctricos son una buena opción

Curiosa ha sido también la forma en la que la Santiago de Chile ha podido acceder a esta tecnología a semejante volumen. Los autobuses, aunque operados por MetBus, han sido adquiridos por Enel, quien recibe un pago en forma de “leasing” para poder asegurar el retorno de la inversión. Esto también nos muestra que las grandes “utilities” están empezando a diversificar su negocio. Ya no solo se dedican a generar y vender energía, sino que, al menos en el caso de Enel, ahora también es un proveedor de movilidad. Después de Chile, donde gobierno central quiere seguir aumentando las cifras de ventas de vehículos eléctricos, la compañía italiana se encuentra también en conversaciones avanzadas con los gobiernos de Brasil, Perú y Colombia para llevar a cabo proyectos similares.

Por supuesto, la compañía también es la encargada de recargar los autobuses cada noche a través de un “hub” de recarga que ha instalado en las cocheras de los propios buses. Para ello se han construido 2 terminales de autobuses con 63 y 67 puntos de recarga respectivamente, que además están equipadas con paneles solares.

Pero semejante inversión solo se llevo a cabo cuando se analizaron los datos de los autobuses eléctricos de prueba, llegando a la conclusión de que los autobuses eléctricos pueden ser más rentables que los diésel:

  • Cada autobús ha recorrido unos 238 kilómetros diarios, habiendo recorrido más de 100.000 kilómetros desde 2017.
  • Consumen un tercio de la energía que sus antecesores diésel.
  • El coste operativo es de 70 pesos chilenos (0,11 dólares americanos), mientras que en el caso de los autobuses diésel es de 300 pesos (0,45 dólares). Esto supone una cuarta parte.

Todo esto en una ciudad que ronda los 6 millones de habitantes y donde la contaminación es un problema real.

Viendo los datos, los acontecimientos se precipitaron antes de lo esperado, haciendo que Santiago de Chile se decantara por los autobuses. Esta fue la cronología de implantación:

  • 2016: Ebel Chile, BYD y el Ayuntamiento de Santiago de Chile ponen el primer autobuses eléctrico en la ciudad, ofreciendo viajes gratuitos entre puntos atractivos.
  • 2017: Comienzan a operar dos autobuses eléctricos por la ciudad, gestionados por MetBus (empresa municipal). Las valoraciones resultan muy positivas: un 6,3 de 7.
  • 2018: BYD Chile, MetBus y el Ministerio de Transporte viajan a China para aprender sobre el proceso de fabricación de los autobuses eléctricos. En diciembre de ese mismo año hay 100 unidades en la ciudad.
  • 2019: Metbus ya opera 100 autobuses eléctricos en 100 líneas de la ciudad. Ya han llegado otras 100 unidades eléctricas. Con 203 autobuses eléctricos, Chile tiene una de las flotas más grandes del mundo.

En definitiva, un ejemplo más de que el transporte público eléctrico ya es una realidad y que se está convirtiendo en una gran oportunidad para las grandes ciudades. Y ojo, que como en Europa no nos pongamos las pilas nos van a adelantar tanto en implantación como en fabricación. Que vienen los chinos

Fuente: Foro Coches Eléctricos

EdificaciónElectromovilidadTransporte

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Informamos que hasta nuevo aviso -dada la situación que se vive en el país- la entrega de informes de proyectos en ejecución de la AgenciaSE se hará de manera digital y no presencial, en formato PDF al correo info@AgenciaSE.org con copia al correo del jefe de proyecto respectivo. Agradecemos su comprensión.
+