Universidad Austral implementará sistema de gestión para reducir consumo de energía


“Para avanzar en materia de energía sostenible es necesario crear un cambio cultural”, afirmó Felipe Lagos, profesional de Industria y Minería de la Agencia de Sostenibilidad Energética. “Trabajar en esa dirección demanda el compromiso de toda la comunidad universitaria”, aclaró, junto con referirse al impacto que tiene en la formación de los estudiantes el mejorar la gestión de la energía. “Podemos formar profesionales con más competencias, que vivan la sustentabilidad energética en la Universidad; capaces de liderar acciones de mitigación y adaptación al cambio climático”, señaló.

Con la presentación de los lineamientos del trabajo conjunto que realizarán la UACh, la Agencia de Sostenibilidad Energética y la Consultora RODA Energía, se realizó, el miércoles pasado, la primera reunión del proyecto tendiente a implementar y certificar el Sistema de Gestión de la Energía (SGE), basado en la Norma ISO 50001.

La propuesta, presentada por la UACh en diciembre del 2018 a la Agencia de Sostenibilidad Energética y adjudicada en marzo, delinea la responsabilidad y las metas energéticas de la institución, según explicó Francisco Vásquez, subgerente de proyectos de RODA Energía, consultora que ejecutará la asesoría. Posteriormente, ayuda a trabajar de manera cohesionada en distintas áreas, con el fin de optimizar recursos económicos y energéticos.

Al respecto, el Rector Óscar Galindo, dijo “la Universidad Austral de Chile es una institución comprometida con la sustentabilidad ambiental, en este sentido hemos impulsado políticas orientadas al uso eficiente de la energía en todos nuestros campus y sedes”.

“Invito a la comunidad universitaria a participar en este proyecto y a avanzar en el aprendizaje de prácticas que no solo tendrán implicancias económicas, sino también socioambientales en el complejo escenario actual de cambio climático global”, destacó.

“Al implementar este sistema de gestión se espera una evolución del comportamiento en el uso de la energía, con acciones que además de reportar ahorros sustanciales, estén en sintonía con las prácticas sustentables de cuidado ambiental que promueve la Universidad”, indicó Pablo Ojeda, Jefe de Servicios Generales de la UACh, remitiéndose a la génesis de esta propuesta. “Va a permitir plantearnos nuevos desafíos y certificaciones, a través del mejoramiento continuo del manejo de la energía”, subrayó.

Este instrumento viene a complementar las acciones impulsadas en los últimos años por el Acuerdo de Producción Limpia Campus Sustentable en los campus de la UACh. Así lo destacó el Director de Servicios y Coordinador del Comité de Sustentabilidad Alejandro Ovando.

“Acceder a estos fondos para implementar el sistema de gestión energética mediante una consultora especializada nos va a entregar herramientas de gestión y antecedentes para bajar aún más el consumo energético, una de las metas que hemos trabajado en el Programa Campus Sustentable”, expresó Ovando.

Es importante resaltar que el uso más eficiente de la energía no sólo tiene que ver con cambios a nivel de tecnologías y procedimientos. “Para avanzar en materia de energía sostenible es necesario crear un cambio cultural”, afirmó Felipe Lagos, profesional de Industria y Minería de la Agencia de Sostenibilidad Energética.

“Trabajar en esa dirección demanda el compromiso de toda la comunidad universitaria”, aclaró, junto con referirse al impacto que tiene en la formación de los estudiantes el mejorar la gestión de la energía. “Podemos formar profesionales con más competencias, que vivan la sustentabilidad energética en la Universidad; capaces de liderar acciones de mitigación y adaptación al cambio climático”, señaló.

“Ojalá el resto de las universidades puedan replicar iniciativas como ésta, porque así es como debería ser”, opinó Andrea Valenzuela, profesional de la SEREMI de Energía Región de Los Ríos al referirse a los beneficios que reportará la implementación de este proyecto, entre los que destacó la reducción de los consumos energéticos.

En síntesis, el nuevo sistema de gestión de la energía apunta a implementar cambios tecnológicos y cambios culturales como dos caras de la misma moneda. “Operar un equipo de manera eficiente va a incidir directamente en el ahorro energético y directamente en el costo operacional y no sólo en eso: también en la vida útil de los equipos”, argumentó el profesional de la Agencia de Sostenibilidad Energética.

Actualmente el gasto de la UACh en energía eléctrica asciende a 2 millones de dólares al año, esperándose que este proyecto genere importantes ahorros económicos. “Gran parte de los ahorros son de gestión operacional, que tienen que ver con el comportamiento y ahí volvemos a la cultura”, reiteró Lagos, indicando que en general las instituciones que implementan y mantienen un SGE obtienen un ahorro que va de un 4, 5 % a un 12% anual.

Norma ISO 50001

Las normas ISO son una herramienta con disposiciones que se emplean en organizaciones con el propósito de garantizar que los productos y/o servicios ofrecidos cumplen con los requisitos de calidad del cliente y con los objetivos previstos. Hasta el momento ISO (International Organization for Standardization), ha publicado cerca de 20.000 normas internacionales, entre las que figura la 50001.

Un Sistema de Gestión de Energía (SGE) basado en la norma ISO 50001 corresponde a la forma en la que una organización gestiona las partes que la componen para alcanzar sus objetivos energéticos. Para tal efecto, mediante un compromiso de la alta dirección, establece una política energética, procedimientos, sistemas de medición, verificación y reporte que permitan generar un ciclo de mejora continua del desempeño energético.

Fuente: Dirección de Servicios UACh

Industria y MineríaSistemas de Gestión de la Energía

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *