Ignacio Santelices: “Generaremos toda una industria de servicios en torno a la electromovilidad”


“En materia de electromovilidad, estamos trabajando con municipios, gobiernos regionales y el sector de transporte colectivo, para acelerar el recambio tecnológico. Además, estamos apoyando a empresas para que recambien sus flotas de vehículos de gasolina a eléctricos a través de nuestra Aceleradora de Electromovilidad, que culminó su primera versión el año pasado y que ya prepara su nueva edición para este año. En materia de transporte además no todo es electromovilidad, a través de nuestro programa Giro Limpio estamos ya atendiendo al 3% del parque total de camiones en el país para apoyarlos en la incorporación de buenas prácticas en el uso de la energía, y este año esperamos alcanzar el 10% del parque total de camiones incorporados a este programa.

Confiado se muestra el director ejecutivo de la Agencia de Sostenibilidad Energética (AgenciaSE), Ignacio Santelices, con las iniciativas que realizarán para avanzar en la descarbonización del consumo energético a nivel residencial, en la industria, el comercio y el transporte, a partir del diagnóstico que se ha levantado para identificar las metas en esta materia.

El ejecutivo señala que este plan también considera avanzar en electromovilidad, como un elemento clave de la descarbonización, además de buscar el reemplazo del consumo de combustibles fósiles a tecnologías sin emisiones, especialmente en la calefacción dentro de los hogares, junto con aplicaciones que permitan que la industria mantenga su productividad.

Planes

¿Cuál es el diagnóstico para avanzar en la descarbonización en los consumos energéticos del hogar, la industria, comercio y transporte?

En hogares, comercio, industria y transporte, los principales desafíos tienen que ver con ser más eficientes en el uso de la energía, e ir reemplazando el uso de combustibles fósiles por energía proveniente de fuentes limpias. La eficiencia energética y las energías renovables en conjunto representan el 80% del potencial de reducción de gases de efecto invernadero en el mundo y esto es válido también para nuestro país. Siempre es un buen momento recordar, por un lado, que no hay energía más barata y más limpia que aquella que no se consume. Y también debemos preocuparnos acerca de qué tipo de energía tendremos que consumir para aquellas actividades en las que no podemos seguir eficientando su uso.

En hogares, según el último estudio “Usos de Energía de los Hogares, Chile 2018” del Ministerio de Energía, el 53% del consumo energético se destina a calefacción y climatización. Este es un desafío importante ya que especialmente en la zona centro y sur, una buena parte de ese consumo corresponde al uso de leña, muchas veces leña húmeda altamente contaminante e ineficiente. De hecho, este mismo estudio da cuenta de que un 39,6% del consumo de energía promedio de una casa corresponde al uso de Leña como energético, mientras que la electricidad representa un 25% y el resto corresponde a combustibles fósiles. Es por ello que uno de nuestros principales desafíos tiene que ver con poner foco en la calefacción y climatización, avanzando hacia mejorar la aislación térmica de nuestras viviendas y en contar con energéticos más limpios y renovables.

A nivel industrial y comercial tenemos el desafío de avanzar hacia una mejor gestión de la energía. Desde la Agencia de Sostenibilidad Energética y el Ministerio de Energía, tenemos líneas de apoyo en este sentido para el sector productivo y hemos generado evidencia de que hacer eficiencia energética, es un buen negocio. En la última entrega del Sello de Eficiencia Energética, a comienzos de este año, una de las empresas reconocidas por implementar un sistema de gestión de la energía logró reducir, a partir de éste, un 15% de su consumo de energía, lo que equivale a un millón de dólares anuales, sólo con medidas de mejora de procesos y mejoras operacionales sin requerir inversión. Si bien fue un caso excepcional, en general se observan ahorros en torno al 5% los primeros años de implementación de un sistema de gestión de energía.

Finalmente, el sector del transporte y logística funciona prácticamente en su totalidad con combustibles fósiles que no sólo son contaminantes, sino también de alto costo al ser importados y estar sujetos a los vaivenes de la economía mundial. Es importante ir avanzando hacia la electromovilidad y la introducción del hidrógeno como alternativas a los combustibles fósiles. Y en la transición, hacer un uso lo más eficiente posible de los combustibles fósiles.

¿Cuál de estos sectores presenta un mayor avance en esta materia y cuál es el que tiene un mayor potencial para reducir el consumo de carbono?

Si revisamos el consumo energético final en el país, vemos que en torno a un tercio del consumo de energía del país corresponde al de alrededor de 200 grandes empresas. Tenemos otro tercio representado por el sector transporte y el resto se distribuye entre los sectores residencial, comercial, público y el resto de la industria. En cada uno de estos sectores tenemos avances en mayor o menor grado, y los esfuerzos que haga cada uno, son importantes, pero las principales oportunidades para avanzar en la descarbonización ciertamente hoy se encuentran en los dos primeros tercios de consumo de energía. Es justamente en esos sectores donde se enfoca principalmente el proyecto de ley de eficiencia energética, que está en su última etapa de tramitación en el Congreso. Hasta antes de este proyecto de ley, los esfuerzos de la política pública estuvieron puestos principalmente en fomentar los temas de eficiencia energética en hogares y pequeñas y medianas empresas.

La implementación de sistemas de gestión de la energía desde el punto de vista de la excelencia operacional para las empresas energointensivas son una gran oportunidad para avanzar hacia la carbono neutralidad siendo más sostenibles y mejorando sus índices de productividad. En promedio, estamos viendo ahorros en torno al 5% anual durante los primeros años en que las empresas implementan estos sistemas de gestión. Esto es un tremendo ahorro, considerando que el consumo de energía en el sector productivo representa en torno a un 10% de sus costos totales.

En materia de electromovilidad, tenemos como metas que  2040 el 100% del transporte público sea eléctrico y que a 2050 un 40% de los vehículos privados sean eléctricos. Sabemos que hoy día para un usuario común y corriente no es económicamente rentable cambiar su actual vehículo por uno eléctrico, pero sí lo es para vehículos que tienen un alto recorrido de kilometraje al año; estamos hablando de flotas de empresas, taxis, colectivos, buses, y es ahí entonces en donde la política pública se está enfocando. En el transporte público hoy tiene gran sentido poner los esfuerzos de la política pública, porque a través de éste se beneficia a una mayor cantidad de personas, que pueden viajar más cómodas en vehículos silenciosos que no contaminan. Además, de esta manera, generaremos toda una industria de servicios en torno a la electromovilidad, y experimentaremos los beneficios de los vehículos eléctricos, de manera de que cuando sean más competitivos en términos de costos con otros vehículos, en un par de años más, la gente, naturalmente, tienda a cambiarse a vehículos eléctricos.

Medidas

¿Qué medidas implementa la AgenciaSE en cada uno de estos sectores para avanzar en descarbonización?

En lo que se refiere a hogares, como mencionábamos al comienzo, el gran desafío tiene que ver con el consumo de energía para calefacción y en cómo vamos avanzando hacia el reemplazo de fuentes fósiles por energías con nulas o bajas emisiones. En este sentido continuaremos con nuestros programas de apoyo para promover el uso de energéticos más eficientes y sostenibles para la climatización y calefacción en el centro y sur del país. Adicionalmente ya lanzamos la nueva convocatoria de Inversión Energética Local, a través de la cual apoyamos iniciativas de municipios, empresas y comunidades locales para implementar iniciativas que incorporen la eficiencia energética y el uso de energías renovables para mejorar la calidad de vida de los vecinos de estas comunidades.

Finalmente en este ámbito, este año estaremos trabajando en un programa de educación energética para hogares en la región de Magallanes, iniciativa que posteriormente podría ser replicable en otras regiones.

En materia de electromovilidad, estamos trabajando con municipios, gobiernos regionales y el sector de transporte colectivo, para acelerar el recambio tecnológico. Además, estamos apoyando a empresas para que recambien sus flotas de vehículos de gasolina a eléctricos a través de nuestra Aceleradora de Electromovilidad, que culminó su primera versión el año pasado y que ya prepara su nueva edición para este año. En materia de transporte además no todo es electromovilidad, a través de nuestro programa Giro Limpio estamos ya atendiendo al 3% del parque total de camiones en el país para apoyarlos en la incorporación de buenas prácticas en el uso de la energía, y este año esperamos alcanzar el 10% del parque total de camiones incorporados a este programa.

Finalmente, con el sector productivo seguiremos sumando empresas a nuestro programa de apoyo para la implementación y certificación de Sistemas de Gestión de la Energía y reconociendo y acompañando a las organizaciones líderes en materia de excelencia energética, es decir, a aquellas que se destaquen en el país en temas de eficiencia en el uso de este recurso, en incorporación de energías renovables y electromovilidad en sus operaciones. En temas de capacitación además este año formaremos a nuevos gestores energéticos profesionales a través de nuestro programa conducente a la certificación Industrial Energy Manager, con el objetivo de que cada empresa energointensiva del país cuente con profesionales capacitados para operar adecuadamente y sacarle el máximo partido a los sistemas de gestión de la energía.

¿De qué manera divulgarán estas medidas en cada uno de los sectores identificados?

Este año tendremos que desarrollar muchas actividades de manera no presencial, aprovechando plataformas tecnológicas, modificando procedimientos y en definitiva cambiando una manera de hacer las cosas a la que estábamos acostumbrados. No sólo para nosotros, sino para el sector público, para las personas y para las empresas, será una época compleja, pero también vemos que esta contingencia es una oportunidad para que las personas y las organizaciones sean más eficientes en el uso de sus recursos y así bajar gastos, y en ese sentido, hacer eficiencia energética cobra mayor sentido. Incluir energías renovables y hacer eficiencia energética puede ser una tremenda oportunidad en estos momentos, especialmente porque las empresas y las personas pueden tomarse tal vez un poco más de tiempo para planificar. Y en este contexto, desde la AgenciaSE estaremos disponibles a través de nuestras diferentes ámbitos de acción para apoyarlos en este proceso, para presentar oportunidades, abrir en conjunto otras nuevas y concretar iniciativas que nos permitan seguir avanzando en la senda de la sostenibilidad; mejorando la calidad de vida de las personas, contribuyendo a un medio ambiente más limpio y; aumentando la productividad de nuestras empresas.

Fuente: ElectroMov

ElectromovilidadGiro LimpioTransporte

Comentarios no disponibles