En Chile y el mundo: Los pasos para la calefacción del futuro


Según el análisis de la AgenciaSE, algunas de las tendencias son avanzar hacia la venta del servicio de confort térmico y al uso de equipos de alta eficiencia.

Tener sistemas de calefacción eficientes es relevante para que Chile avance en sustentabilidad.

“Debemos tener en consideración que el 53% del consumo energético residencial se destina a calefacción y climatización, según el último estudio “Usos de Energía de los Hogares, Chile 2018″ del Ministerio de Energía. Por lo tanto, hablamos de un desafío energético clave, que debemos abordar con medidas integrales de manera sistémica, con un enfoque que nos permita garantizar confort térmico de los usuarios al menor costo económico y social posible”, afirma Rosa Riquelme, jefa de la Línea de Climatización de la Agencia de Sostenibilidad Energética (AgenciaSE).

Explica que, en este sentido, hoy están disponibles a nivel mundial diversas tecnologías y sistemas para obtener mejores resultados.

“Por ejemplo, hoy existe la calefacción o energía distrital, una alternativa eficiente para centros urbanos densos en población. El sistema permite que a través de una central se genere la energía necesaria para calefaccionar, y también enfriar, las viviendas y edificaciones conectadas a la red”.

Cuenta que en materia de energía distrital, “Chile forma parte de la Iniciativa Global de Energía Distrital en Ciudades, encabezado por ONU Ambiente, lo que ha permitido el trabajo con 12 ciudades del país, además de la vinculación con el sector privado para el desarrollo de proyectos. La segunda etapa de este trabajo tiene relación con el Proyecto “Accelerating Investment in Efficient and Renewable District Energy Systems in Chile” que ejecutará la Agencia de Sostenibilidad Energética y que permitirá contar con una oficina de asesoría técnica para el desarrollo de proyectos, además de recursos para financiar iniciativas en el tema. Creemos que esta última agencia permitirá abordar los desafíos técnicos y económicos para la masificación de la energía distrital en el país”.

Respecto de los sistemas individuales, “donde cada consumidor decide qué tipo de tecnología utilizará, la calefacción eléctrica se ha posicionado con equipos cada vez más eficientes y que además tienen la ventaja de calentar y enfriar los ambientes. Así, los aires acondicionados con tecnología inverter han ganado terreno por su eficiencia y utilidad. De igual manera las tecnologías con bomba de calor que utilizan la energía del ambiente han ganado terreno”.

Distintas opciones

Comenta la experta que actualmente en el mundo “hay experiencias con distintos energéticos, entre ellos, biomasa, gas, geotermia y residuos”, lo que abre un abanico de posibilidades.

Y añade que los paradigmas están cambiando: “Uno de los enfoques que se está explorando es avanzar hacia la venta del servicio de confort térmico. Así, por ejemplo, empresas finlandesas plantean la necesidad de vender un servicio estable de climatización en donde se combinen tecnologías inteligentes para el manejo de artefactos y las empresas sumen la eficiencia energética como una estrategia para abordar la necesidad de disminuir el consumo de energía. Este último enfoque lleva implícita la necesidad de que la generación de energía es relevante, pero más importante aún es la conservación de esta dentro de las viviendas. Por tanto, la combinación entre artefactos eficientes y viviendas acondicionadas permite abordar de manera sostenible la demanda energética”.

En Chile, señala, a nivel residencial se han generado esfuerzos públicos y privados para la introducción de estas tecnologías.

“Uno de los primeros aspectos que se viene abordando hace ya algunos años tiene que ver con la disminución de las tarifas eléctricas mediante la incorporación de energías renovables a la generación. De igual manera, algunas empresas han desarrollado tarifas diferenciadas para calefacción, convirtiendo esta alternativa más competitiva a nivel de precios. Sin embargo, una barrera de entrada que enfrentan todas las tecnologías es el bajo costo de la calefacción domiciliaria que utiliza mayoritariamente leña”.

Requisito esencial

“Las tecnologías eficientes pueden mejorar las condiciones de confort en las viviendas. Sin embargo, es importante entender que el mejoramiento de la envolvente como el doble vidriado hermético (termopanel), el aislante térmico, los sellos en puertas y ventanas, entre otros, pueden disminuir considerablemente los costos de calefacción/refrigeración de estos sistemas de respaldo”, señala Rosa Riquelme.

Fuente: El Mercurio

BiocombustiblesClimatización

Comentarios no disponibles