Ignacio Santelices: “En la eficiencia energética, el mercado y las políticas públicas van de la mano”


El director ejecutivo de la Agencia de Sostenibilidad Energética aborda los principales hitos realizados en 10 años de existencia, dando a conocer además lo que viene en la implementación de la nueva Ley sectorial.

Las lecturas de historia, astrofísica, cambio climático y procesos sociales y económicos, además de compartir con sus cuatro hijos, de tres a diez años, ocupan parte del tiempo libre de Ignacio Santelices, director ejecutivo de la Agencia de Sostenibilidad Energética (AgenciaSE), institución que celebra sus diez años existencia, con la guinda de la torta: la nueva Ley de Eficiencia Energética.

Son varios los hitos que repasa el ejecutivo con ELECTRICIDAD, especialmente aquellos que serán complementados con la futura normativa, cuya implementación se irá materializando a lo largo de este año.

Balance

La AgenciaSE cumple 10 años de existencia, ¿cuál es la evaluación de su quehacer en todo este tiempo?

Todo nace en 2005 con el Programa País de Eficiencia Energética, que fue la primera vez que este tema se metió en las políticas públicas. En 2010, con la creación del Ministerio de Energía, el Programa se divide en dos partes, quedándose una en la cartera, en la División de Eficiencia Energética para generar normas, estándares, mientras que la otra forma la Agencia Chilena de Eficiencia Energética para ayudar en la implementación de estas políticas públicas.

La institución ha ido de menos a más, en un inicio era un tema que generaba poco interés en las empresas y personas, pero a través de distintas acciones se ha ido generando un cambio cultural y mayor conciencia, con cada vez más hogares, empresas y otros actores públicos y privados sumándose, llegando hoy incluso a tener una ley sobre eficiencia energética.

¿Cree que se ha dado un equilibrio entre el crecimiento natural del mercado y las políticas públicas en eficiencia energética en todos estos años?

La eficiencia energética enfrenta una serie de barreras (culturales, de información, financiamiento, entre otras), que no permiten que se desarrollen un ambiente puramente de mercado, por lo que, en todo el mundo, se desarrollan políticas públicas que generen los incentivos correctos para avanzar. En la eficiencia  energética, el mercado y las políticas públicas van de la maño y se necesitan el uno al otro para avanzar.

En esta complementación, ¿hay una experiencia internacional que se haya tomado de ejemplo en los avances a nivel local?

Hay experiencias exitosas y también malas, y tenemos que ir aprendiendo de ellas. El cambio cultural es una de ellas, pues es una política a largo plazo que se aborda desde la infancia, generando conciencia sobre el buen uso de los recursos. Puede ser menos vistosa en el corto plazo, pero va a tener efectos más importantes en el largo plazo. También hay una serie de experiencias puntuales que nos han permitido ir modelando el tipo de programas que tenemos en la AgenciaSE, las políticas públicas que se hacen en el Ministerio y, en especial para lo que fue la elaboración de la ley de eficiencia energética, donde ser revisaron las experiencias de Japón (que tiene leyes de eficiencia energética hace 40 años), la Unión Europea, Estados Unidos, entre otros.

En los últimos años también han bajado los precios de las tecnologías en energías renovables que contribuyen a la eficiencia energética, ¿cómo ven este factor para implementar políticas públicas?

Ha sido muy importante, porque para que el mercado también empuje esto, tienen que existir soluciones competitivas y eso hoy día se está dando. Debemos ser capaces de aprovechar la baja en los precios de las distintas tecnologías, adoptarlas y masificarlas a lo largo del país, lo que es algo que hemos estado haciendo bien en los últimos años.

A su juicio, ¿cuáles son los principales hitos que destaca en la labor de la AgenciaSE en estos 10 años?

Primero, está el Programa Educativo que también lleva 10 años trabajando con cientos de establecimientos educacionales y el Ministerio de Educación, para incluir dentro de todos los niveles del currículo los temas de eficiencia energética y sustentabilidad. Lo segundo son las distintas líneas que ha implementado la Agencia en el tiempo para tener una industria más eficiente, con muchos casos exitosos de Sistemas de Gestion de Energía (SGE), ingreso de nuevas tecnologías a las empresas, de la mano del trabajo que han hecho con la AgenciaSE en la entrega de guías, capacitaciones y recursos concursables.

Otro hito importante es la integración de la eficiencia energética con las energías renovables que está ocurriendo en otras partes del mundo, en que no solo nos preocupamos de hacer eficiente nuestro consumo, sino que además, la energía que tengamos que consumir, ojala venga de fuentes limpias y sustentables.

La apertura hacia el ámbito de las energías renovables, ¿ha implicado inyectar mayores recursos para realizar estas funciones?

Si. Efectivamente, porque desde que se transformó en la AgenciaSE se incorporaron temas como el transporte sustentable, electromovilidad, el Programa Comuna Energética y todos los temas de calefacción y climatización. Todo eso ha generado un aumento en la carga de trabajo, con 75 personas trabajando a tiempo completo, porque justamente estamos abordando más proyectos de los que se hacían anteriormente.

Nueva Ley

El décimo aniversario coincidió con el hito de la primera Ley de Eficiencia Energética, ¿qué es lo que viene en estos meses con la normativa?

La reciente aprobación de la ley es un hito que se logra a gracias a 15 años de desarrollo de políticas públicas de eficiencia energética, con una visión de Estado. Este año se iniciara la implementación de la Ley, con la dictación de los reglamentos, por lo que la implementación propiamente tal de la Ley la estaremos viendo el 2022, lo que tiene sentido porque hay muchos requisitos para los cuales la industria tiene que prepararse.

En este sentido, las grandes empresas deberán implementar de sistemas de gestión de energía, los distribuidores de autos deberán redefinir los modelos de autos nuevos que se importaran o las inmobiliarias, que deben informar el consumo energético de viviendas y edificios, tendrán que considerar otras variables al momento de construir. Todo lo anterior no es algo que se haga de un día para otro, por lo que es razonable que exista una transición como la que establece la ley.

¿Hay una estimación de cuántos reglamentos tendrá la Ley?

La Ley establece primero la dictación de un Plan Nacional de Eficiencia Energética, que se debe revisar cada cinco años. Además, establece cinco reglamentos, dos del MEN (sistemas de gestión de energía e interoperabilidad sistemas de carga de vehículos eléctricos) y tres de MINVU (calificación edificaciones y registro de calificadores), además de resoluciones para normar los distintos temas de la ley.

¿Cuál será el rol de la AgenciaSE en todo este proceso?

El foco de la ley está en la gran empresa, el parque de vehículos nuevos y las edificaciones nuevas, que son los principales centros de consumo de energía. En este sentido, el rol de la Agencia es complementario a la ley, llegando con más fuerza a los sectores no cubiertos, como la micro, pequeña y mediana industria, junto a los hogares, donde estará más focalizado el accionar de la Agencia.

Además, estamos trabajando con el Ministerio de Energía y con distintos actores privados en la difusión de los beneficios e impactos de la ley y, en orientar a los diversos actores respecto de los requisitos de la ley, de manera de promover una temprana y oportuna implementación.

En la industria hay expectativas de que esta Ley impulse con mayor fuerza el modelo ESCO, ¿comparten esta perspectiva?

Así es. De hecho, Anesco Chile estima la creación de un mercado de US$600 millones anuales a partir de la ley, pues estos modelos se desarrollan con mucha más fuerza en países que tienen leyes de este tipo y que además tienen el apoyo del sector público. En Alemania y EEUU, donde estos modelos ESCO se han desarrollado con fuerza, ha ido de la maño de mejoras en infraestructura pública en un inicio, algo que esperamos se replique en Chile, de manera de generar actividad económica y empleo junto a mejorar y revitalizar la infraestructura pública, de cara a los nuevos desafíos del cambio climático.

¿La nueva Ley tendrá impacto en los programas para incorporar cogeneración e iluminación eficiente?

Esperamos que la incorporación de Sistemas de Gestión de Energía lleve a las empresas a ser más consciente de las oportunidades que tienen y las lleven a adoptar nuevas tecnologías más eficientes y limpias, donde nuestro trabajo es difundirlas y ayudar a que se conozcan.

¿Qué otras iniciativas tienen para este año?

Una de las principales es el Programa Casa Solar, donde estaremos trabajando en terreno para instalar paneles solares en más de 4.000 viviendas de todo el país. Es un tremendo desafío, porque implica prácticamente duplicar todo lo que se ha hecho en los últimos cinco años. También lanzamos este año el Programa Mi Taxi Eléctrico, que busca cambiar 50 taxis en la Región Metropolitana y, esperamos, próximamente en regiones, para mostrar los beneficios de la electromovilidad eléctrica en este segmento.

Este año, además empezaremos la implementación del Programa Educa Sostenible en cientos de escuelas de todo el país; seguiremos impulsando la certificación bajo la norma ISO 50001, de eficiencia energética, para adelantar la implementación de la nueva Ley; apoyaremos el desarrollo de los primeros proyectos de calefacción distrital en el país y pilotos de reemplazo de estufas a leña por tecnologías más limpias, para poder apoyar a los hogares con mejores soluciones, más eficientes y más limpias.

Lea la edición completa de Revista Electricidad de febrero AQUÍ

Fuente: Revista Electricidad

Comentarios no disponibles