Primero en Chile y América Latina: Ministro Jobet anuncia primer proyecto que inyectará hidrógeno verde en redes de gas


El proyecto, liderado por Gasvalpo, a través de su marca Energas, y que será monitoreado por la Universidad de La Serena (ULS), producirá e inyectará hidrógeno verde en sus redes de distribución de gas natural. Al utilizar hidrógeno en las redes de gas, más de 1800 familias se verán beneficiadas disminuyendo su huella de carbono y mejorando su calidad de vida. La inyección de hidrógeno en redes de gas es una de las 6 aplicaciones prioritarias que se han definido en la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde para construir un mercado local en torno a este combustible. El hidrógeno verde es un energético esencial para el proceso de descarbonización de la matriz energética, y podría llegar a mitigar hasta un 45% de las emisiones globales de CO2 según información del Ministerio de Energía.

El Ministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, dio a conocer  el primer proyecto que en Chile inyectará hidrógeno en las redes de gas.

La inyección de hidrógeno en redes de gas es una de las 6 aplicaciones prioritarias que se definieron en la estrategia Nacional de Hidrógeno Verde. Con estas se busca desarrollar un mercado local en torno a este combustible.

La iniciativa piloto de Gasvalpo, a través de su marca Energas, sustituirá hasta un 20% del gas natural actualmente suministrado por hidrógeno verde. Los primeros beneficiados serán casi 2.000 familias de Coquimbo y La Serena.

Además, el ministro Jobet anunció que el Ministerio de Energía está revisando “la capacidad de la infraestructura existente de gas natural en Chile así como también la experiencia internacional para definir la implementación segura de un mecanismo gradual de cuotas de hidrógeno verde en las redes de gas”. “Esperamos presentar un proyecto de ley al respecto”, agregó.

El biministro planteó que “la inyección de hidrógeno verde permitirá escalar la industria doméstica de este combustible limpio, reutilizaría la infraestructura existente y complementaría el rol del gas natural como energético de transición”.

La adopción del hidrógeno verde como energético es esencial para la descarbonización de la matriz energética, pudiendo llegar a mitigar hasta un 45% de las emisiones globales de CO2 –según información del Ministerio de Energía–, por lo que esta es una oportunidad para darlo a conocer a la comunidad, para impulsar su desarrollo y su utilización en el país, preparándonos para su masificación cuando los costos de desarrollo lo permitan.

El proyecto, que será monitoreado por la Universidad de la Serena (ULS), aumentará progresivamente por etapas el hidrógeno verde en la red, hasta llegar a un máximo del 20% de inyección, para que de esta forma más 1.800 usuarios de gas natural puedan beneficiarse con una reducción en la emisión de Gases de Efecto Invernadero.

“Al hablar de la transición energética y el desafío de garantizar un futuro sostenible, la adopción del hidrógeno producido mediante el uso de energías renovables juega un rol muy importante. Hoy en día vemos una serie de iniciativas en Chile y en el mundo que le están dando un impulso sin precedentes al uso de esta fuente de energía limpia, lo que se ve nítidamente reflejado en el proyecto que estamos anunciando. Es una iniciativa única en el país, en que el hidrógeno verde será inyectado a las redes de gas natural, lo que producirá significativos beneficios ambientales, sin que los usuarios noten ninguna diferencia en su uso, lo que podrá ser replicado en el resto del país contribuyendo de esta forma con las metas de descarbonización que Chile se ha fijado”, comentó Luis Kipreos, gerente general de Gasvalpo.

El proyecto

Desde Gasvalpo explicaron que históricamente se ha producido hidrógeno para ser usado en procesos industriales a partir de combustibles fósiles, pero que actualmente existe la posibilidad de utilizar fuentes renovables, como la energía solar o eólica, para llevar a cabo este proceso. En este caso se realizará mediante la electrólisis, método con el cual se divide la molécula de agua (H2O) en oxígeno (O) e hidrógeno (H2), produciendo este último sin emitir dióxido de carbono (CO2) al ambiente, lo cual contribuye a reducir nuestras emisiones de GEI y disminuir los efectos del cambio climático.

El proyecto tendrá su origen en una planta piloto de producción de hidrógeno verde que será instalada por la empresa en el barrio industrial de Coquimbo. La planta contará con un electrolizador, el cual tomará agua y separará el hidrógeno (H2) del oxígeno (O), la cual será alimentada con energías renovables, proveniente de un proveedor local. El hidrógeno verde obtenido será almacenado en el lugar, para luego ser inyectado a las redes de gas natural de las ciudades de Coquimbo y La Serena.

Cabe señalar que los usuarios no notarán cambios en el uso de artefactos, como cocinas, calefón u otros, ni tampoco verán afectadas sus cuentas.

Fuente: Ministerio de Energía

Comentarios no disponibles