Iberoamérica avanza hacia la transición energética y la descarbonización


Iberoamérica es la región más renovable del planeta, no solo por su mix energético actual, sino también por sus recursos naturales renovables y sus posibilidades en el futuro. Sin perjuicio de ello, los efectos negativos del cambio climático también la afectan, porque los países en desarrollo están menos preparados para enfrentarse a sus consecuencias. Además, la región presenta también problemas muy agudos de contaminación a nivel local, especialmente los derivados de la intensidad del tráfico rodado en las ciudades. En esa línea, durante la sesión final del seminario -XIX Curso de “Regulación de promoción de las energías renovables y la eficiencia energética”-, se presentó el proyecto llevado a cabo por la Secretaría de Energía del Ministerio de Economía de Argentina, la Agencia de Sostenibilidad Energética de Chile y el Ministerio de Energía de Chile, en el marco del Programa EUROCLIMA+.

En el marco del plan Intercoonecta de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), del 18 al 29 de octubre, se realizó el XIX Curso de “Regulación de promoción de las energías renovables y la eficiencia energética”, impulsado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), miembro fundador de la Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de la Energía (ARIAE) y el Centro de Formación de la Cooperación Española en Montevideo.

La transición energética debe sustentarse en el uso de fuentes de energía renovable no convencionales y en una mejora sustancial de la eficiencia energética. El sector energético se encuentra liberalizado en prácticamente la totalidad de los países iberoamericanos, lo que constituye en sí mismo un instrumento para mejorar la eficiencia económica de la energía, y también para mejorar de la eficiencia energética y medioambiental. No obstante, estas dos últimas mejoras no siempre están aseguradas, pues dependen de la evolución de los precios relativos de las tecnologías y de los combustibles utilizados. Es por ello importante conocer y evaluar los distintos mecanismos que pueden emplearse en la regulación para la promoción de la eficiencia energética y la penetración de las energías renovables no convencionales.

Para poder contar con una mayor presencia de tecnologías renovables no convencionales, los distintos países vienen empleando mecanismos de promoción, donde predominan en el sector eléctrico las subastas, y a nivel micro y de forma reciente, se está regulando el autoconsumo. En el sector de hidrocarburos se producen desarrollos para la promoción de los gases renovables, como los procedentes de los residuos sólidos urbanos o el hidrógeno (procedente de fuentes renovables).

Este seminario tuvo como objetivo conocer los distintos mecanismos empleados para la introducción de fuentes de energía renovable no convencionales tanto en el sector eléctrico como en los sectores de calor y frío, o en el sector del transporte, así como para debatir las posibles mejoras y armonización de los mismos.

Iberoamérica es la región más renovable del planeta, no solo por su mix energético actual, sino también por sus recursos naturales renovables y sus posibilidades en el futuro. Sin perjuicio de ello, los efectos negativos del cambio climático también la afectan, porque los países en desarrollo están menos preparados para enfrentarse a sus consecuencias. Además, la región presenta también problemas muy agudos de contaminación a nivel local, especialmente los derivados de la intensidad del tráfico rodado en las ciudades.

En esa línea, durante la sesión final del seminario, se presentó el proyecto llevado a cabo por la Secretaría de Energía del Ministerio de Economía de Argentina, la Agencia de Sostenibilidad Energética de Chile y el Ministerio de Energía de Chile, en el marco del Programa EUROCLIMA+: “Mitigación de gases de efecto invernadero y adaptación a los impactos del cambio climático en América Latina mediante el fortalecimiento de la eficiencia energética en sectores estratégicos de Argentina y Chile”.

El proyecto, de 36 meses de duración, busca contribuir a la reducción de los gases de efecto invernadero mediante el fortalecimiento de las medidas de eficiencia energética contenidas en las Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC) de Argentina y Chile, así como también apoyar los esfuerzos de adaptación al cambio climático, a través de la armonización, nivelación y fortalecimiento de políticas, normas, estándares, herramientas y buenas prácticas de eficiencia energética en sectores, tales como la industria electrointensiva, el transporte automotor de carga, los edificios públicos, el alumbrado público y la generación de capacidades, a través de la transferencia de conocimiento entre los países involucrados.

EUROCLIMA+ es el programa insignia de la Unión Europea en materia de sostenibilidad ambiental y cambio climático en América Latina, promoviendo la adaptación, mitigación, así como también la resiliencia e inversión. La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) es una de las agencias implementadoras de los fondos EUROCLIMA+, junto con la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).

En el contexto de crisis sanitaria que ha sumergido al mundo en una crisis económica sin precedentes, afortunadamente, el estado actual de la tecnología permite la movilización de inversiones competitivas para poder reactivar la actividad económica, en activos que además son medioambientalmente sostenibles y necesarios para la transición energética hacia una economía descarbonizada.

A través de este proceso de intercambio de conocimientos y experiencias, la Cooperación Española, guiada por su V Plan Director,  busca contribuir a la consecución del ODS 7 (Energía asequible y no contaminante) que procura el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todas las personas.

Este seminario, complementa una programación de actividades junto al CNMC y ARIAE que contó con una actividad similar denominada “XVIII curso sobre Regulación energética: Planes nacionales de energía y clima”, realizada del 17 al 28 de mayo de 2021.

La CNMC ha organizado hasta el momento 18 cursos de regulación energética, que más que cursos funcionaron como espacios de encuentro entre los reguladores donde han intercambiado experiencias exitosas y debatido sobre los mecanismos regulatorios más eficientes para realizar la transición energética en sus respectivos países de forma que se cumplan los objetivos fijados por cada uno de los gobiernos al coste más bajo posible.

Fuente: Centro de Formación de la Cooperación Española en Montevideo

Comentarios no disponibles