Es uno de los sectores que más emisiones genera y para disminuirlas es necesaria la incorporación de más tecnología e iniciativas.

La nueva Ley de Eficiencia Energética será clave en la promoción del  transporte eficiente y de bajas emisiones, al impulsar la renovación del parque vehicular existente con nuevos modelos que cumplan altos estándares en este tema.

Francisco López, subsecretario de Energía releva la importancia de esta ley para cumplir las metas adquiridas en electromovilidad. “Nuestro objetivo es que a 2040 el 100% de los vehículos de transporte público sean eléctricos. Y que a 2050 el 40% de los vehículos particulares sean eléctricos también. Es por esto que contar con una Ley de Eficiencia Energética es muy importante porque establecerá un incentivo a la importación de vehículos eléctricos; mejores estándares de eficiencia energética en el parque vehicular nuevo; y normar la interoperabilidad del sistema de recarga de vehículos eléctricos, entre varias medidas”.

La electromovilidad es uno de los pilares para alcanzar la Carbono Neutralidad a 2050, al mismo tiempo que contribuye a tener ciudades más limpias y silenciosas.

Ya son múltiples las iniciativas que se realizan en el país desde el Ministerio de Energía y la Agencia de Sostenibilidad Energética. Este año comenzará la tercera versión de la Aceleradora de Electromovilidad para empresas y municipios. Y el más reciente esfuerzo es el programa Mi Taxi Eléctrico, que tiene como objetivo acelerar la introducción de vehículos eléctricos en el segmento de transporte público menor, específicamente taxis básicos.

“Sabemos que hoy existen importantes barreras para que los taxistas puedan acceder a vehículos eléctricos, principalmente en términos de inversión inicial, conocimiento de la tecnología y gestión de la carga. Es por esto que desarrollamos este programa para acercar los beneficios de la electromovilidad a los taxistas y también a los usuarios en general”, destacó el subsecretario de Energía, Francisco López.

Para lograr que los beneficios de la electromovilidad lleguen a la ciudadanía, Gabriel Guggisberg, de la AgenciaSE señala que la ley impactará uno de los elementos más débiles de la electromovilidad, la oferta de vehículos eléctricos. “El subsidio a la compra de vehículos livianos ha sido la estrategia para aumentar la demanda en el mundo, pero acá no lo veo como una alternativa viable. Por esto, la ley será el principal elemento regulador para que los importadores aumenten la proporción de vehículos eléctricos en su oferta, y por lo tanto, tengan que hacer un esfuerzo adicional para capturar nuevos usuarios”.

Por ejemplo, la venta de vehículos eléctricos tiene una curva de aprendizaje especial, que en EEUU es considerada una barrera, por lo que la capacitación de la fuerza de venta no sólo se realiza desde cada fabricante, sino que desde un proyecto país que busca explicar los beneficios y las diferencias de la tecnología desde el vendedor a los usuarios. Esta arista de la ley, como también la facilitación del acceso a la carga, hace de ésta una herramienta que destacará a nivel regional.

Fuente: La Tercera

ElectromovilidadTransporte

Comentarios no disponibles